Clean eating, una forma ‘más limpia’ de comer

Clean eating, una forma ‘más limpia’ de comer

calabazaquinoa

En realidad, apareció hace ya algunos años, pero ha sido en los últimos meses cuando el conocido como clean eating ha tomado más protagonismo. Hay quien habla de ello como si de una dieta se tratara, pero lo cierto es que es más una forma de concebir la alimentación.

Son varios los nutricionistas de todo el mundo que han llegado a la misma conclusión: comer bien implica comer de forma consciente. Más allá de las dietas para adelgazar, clean eating tiene unas líneas simples pero contundentes. Fomenta el consumo de productos ecológicos, invita a evitar los azúcares, especialmente los refinados, anima al uso de productos integrales (de los de verdad) y se opone frontalmente al uso de productos procesados. En otras palabras, es una forma de recuperar los hábitos alimenticios de nuestros abuelos.

Si a esto le sumamos que el clean eating también sugiere que una buena alimentación debe ser equilibrada, con gran cantidad de vegetales y frutas, y siempre, mejor con agua, esta es la dieta que ofrecemos en El huerto de Lucas.

Algunos, como explica la farmacéutica y nutricionista Elián Sánchez a El País, consideran que se trata de “ser más conscientes de lo que comemos, mirar mejor el etiquetado de los alimentos (hay mucha publicidad engañosa), aumentar el consumo de frutas y verduras y practicar deporte diariamente”.

Por dónde empezar

Existe una página web de referencia para aquellos que estén un poco desconcertados en cuanto a comer limpio se refiere: cleaneating.mag. Ahí se proponen recetas de todo tipo, menús diarios y planes para llevar una vida en general mucho más limpia.

Desde El huerto de Lucas te damos una serie de consejos para hacer un clean eating genial:

  • El pan, siempre integral
  • Prepara tus propias salsas
  • Si no eres vegetariano o vegano, apúntate al flexitarianismo
  • Ante la duda, vegetales y frutas siempre funcionan
  • Prueba alternativas frente a los cereales de siempre -bulgur, trigo sarraceno, quinoa, kamut…-

Un poco más allá

La doctora Pilar Muñoz-Calero va más allá y nos regala algunas recomendaciones extra. Según nuestra promotora, a veces es importante eliminar el gluten, los lácteos, los oxalatos, las levaduras, etc. aunque no se padezca una enfermedad concreta “ya que son productos que suelen ser proinflamatorios, y favorecen algunas enfermedades de carácter crónico y degenerativo”.

Por otro lado, Muñoz-Calero asegura que es bueno variar la dieta. De hecho, ese hábito tiene un nombre: dieta rotatoria. Rotar los alimentos, es decir no repetir el mismo en un plazo de 4 o 5 días si es posible, protege a nuestro organismo de intolerancias y sensibilidades alimentarias.

Finalmente, la doctora añade que, aunque siempre es recomendable hablar con un profesional antes de iniciar este tipo de acciones, en ocasiones hacer un semiayuno -saltarse una comida al día- es muy beneficioso para algunas personas. Si se toma esta decisión, siempre de manera puntual, Pilar Muñoz-Calero aconseja que la comida eliminada sea el desayuno.

Sin comentarios

You can post first response comment.

Dejar un Comentario

Please enter your name. Please enter an valid email address. Please enter a message.

Apúntate a nuestra newsletter

Suscripción

Próximos Eventos

  1. Cerramos por evento privado a partir de las 17:00h

    octubre 22 @ 5:00 pm - 11:55 pm
  2. Cerramos todo el día por evento privado

    octubre 23 @ 8:00 am - octubre 24 @ 11:00 pm
  3. Clase abierta de lindy hop para principiantes

    octubre 26 @ 7:30 pm - 9:00 pm

¡Recomiéndanos!