Sensibilidad química múltiple, una enfermedad desconocida y ninguneada

Sensibilidad química múltiple, una enfermedad desconocida y ninguneada

pantallazo trailer snowflake

Sensibilidad química múltiple. Para mucha gente estas palabras aún no significan más que terminología académica, tres términos relacionados con la salud quizás. Nada más. Sin embargo y lamentablemente, cada vez son más quienes han descubierto qué es al vivirlo en primera persona.

La Sensibilidad Química Múltiple (SQM o SSQM) es una reacción adversa del organismo a químicos tóxicos encontrados en el aire, agua y alimentos. Por eso las personas que sufren esta dolencia presentan una sensibilidad extrema a determinadas sustancias como alimentos, sustancias químicas y partículas inhalantes. A esta lista se suman otros muchos componentes presentes en infinidad de medicamentos y suplementos como excipientes, conservantes y aditivos.

“Es una enfermedad que está vinculada directamente con los tóxicos que están en el ambiente y lo que ocurre es que llega un momento en el que se produce un aumento de la carga tóxica, el cuerpo no puede desintoxicar y lo que se produce es una serie de síntomas que muchas veces desorientan mucho al médico porque son síntomas muy inespecíficos”, explica la doctora especialista en medicina ambiental Pilar Muñoz-Calero.

Una enfermedad que cambió su vida

Pilar Muñoz-Calero es doctora, licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid (1978), pediatra, neonatóloga, estomatóloga. Lo es mucho tiempo antes de saber qué es la sensibilidad química múltiple. Sus conocimientos sobre salud y su experiencia tratando adicciones convencionales no le colocaron en una situación privilegiada frente a esta enfermedad que también le tocó a ella.

“Hace más de 15 años empecé a tener una sintomatología muy variada. Desde dolores de cabeza, alteraciones en el sistema intestinal, dolores musculares, alteraciones en el sistema nervioso… Asimismo sentía gran irritabilidad, tenía problemas de concentración, me costaba incluso leer una página de un libro, no era capaz de retener nada”, explica la experta.

Su naturaleza curiosa y su profesión le llevaron a investigar. Consultó sus síntomas a otros muchos colegas, pero sin resultado. Es más, a menudo la respuesta de otros médicos a su problema se encontraba, según ellos, en la psique, en su cabeza.

Finalmente conoció a un profesional que le habló de sensibilidad química múltiple. Ese fue el inicio de su recuperación y también de su nueva motivación vital: tenía que hacer visible esa realidad y ayudar a quienes la padecían.

Aislar y desintoxicar

Hoy ya sabemos que, en palabras de Muñoz Calero, “esos tóxicos, que algunas persona sí son capaces de desintoxicar, degradar y eliminar del propio organismo, hay en personas que, por una serie de polimorfismos genéticos, una serie de características de individualidad bioquímica, esos tóxicos no se eliminen y se van acumulando hasta que llega un momento en el que dosis mínimas tóxicas pueden llegar a desencadenar reacciones muy severas”.

La propia naturaleza de esta enfermedad la hace especialmente compleja en su tratamiento. Es muy difícil aislar a alguien totalmente de todos los tóxicos que le dañan. Es más, un enfermo de SQM no puede ser tratado en un hospital convencional.

Hasta no hace mucho, aquel que llegaba a descubrir el origen de su sintomatología –y no era derivado al psiquiatra- se veía abocado a viajar fuera de España para conseguir una respuesta y un tratamiento apropiado.

Ese es el motivo por el que la doctora Muñoz-Calero creó la fundación Alborada, una clínica especializada en Medicina Ambiental ofrece tratamiento para esta y otras enfermedades ambientales. Esta es la misma razón de ser que la de El Huerto de Lucas.

El tratamiento se basa en:

  1. Evitar químicos y reponer nutrientes

  2. Inmunoterapia

  3. Oxigenoterapia

  4. Dietas especiales

 

Visibilidad

El jueves 30 de junio se estrenó en Madrid el documental Snowflake, un proyecto de la Fundación Alborada para dar visibilidad a las personas que sufren SQM.

Tras más de un año de rodaje por distintos países, este documental único que mezcla ficción y realidad, muestra el drama humano que supone la enfermedad desde el punto de vista familiar, social y económico, a través de los testimonios de varios afectados y de expertos en distintos campos de la ciencia.

A continuación puedes ver el trailer:

Snowflake – trailer from Fundación Alborada on Vimeo.

Apúntate a nuestra newsletter

Suscripción

¡Recomiéndanos!

Nuestro Facebook