Pasta dental ecológica y ‘justa’

Pasta dental ecológica y ‘justa’

Pasta de dientes Weleda

 

La marca de cosmética ecológica Weleda es famosa por la calidad de sus productos. En el mercado de El huerto de Lucas contamos con un gran número de ellos, sin embargo, si hay uno que deslumbra entre los demás, esa es su pasta dental salina.

Convertida en una de las preferidas por los clientes, la pasta de dientes salina de Weleda es solo una de las distintas propuestas de cuidado bucal que ofrece esta marca alemana fundada en 1921. Sin embargo, a pesar de los gustos de cada persona, todos sus dentífricos tienen algo en común: el comercio justo.

Debido a la gran cantidad de menta y ratania que Weleda necesita para fabricar sus pastas de dientes, la empresa ha puesto en marcha varios proyectos en Perú de comercio justo. Gracias a estos, centrados en el cultivo de la ratania y de la menta, los agricultores locales tienen la seguridad de vender su cosecha a precios justos.

La ratania es una planta cuya raíz tiene propiedades antiinflamatorias y tonificantes, por ese motivo está presente en los dentífricos con el objetivo de cuidar las encías. Esta planta crece en los Andes, en la zona de Perú, Bolivia y Ecuador y hasta ahora siempre se había recolectado en su estado silvestre. Sin embargo, el aumento de la demanda de esta planta a nivel mundial estaba poniendo en riesgo su propia supervivencia.

Weleda ha creado un proyecto de recolección silvestre controlada de la ratania para regular su consumo y asegurar su supervivencia, involucrando activamente a los recolectores locales, a la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica y las autoridades peruanas de protección al medio ambiente, entre otras organizaciones.

Herbandina, menta cultivada en Perú

Por otro lado, la menta, por sus propiedades antisépticas y aromáticas, es usada en dentífricos en forma de aceite esencial. La elaboración de los aceites esenciales requieren de la utilización de una gran cantidad de esta planta, por lo que Weleda ha desarrollado un proyecto de cultivo biológico y comercio justo en las tierras altas de los Andes del Perú. Este proyecto se ha diseñado con la colaboración de un experto suizo en hierbas biológicas y un socio peruano.

Actualmente una treintena de familias del pueblo Catalinayoc cosechan, por primera vez, menta biológica para obtener el valioso aceite esencial y lo elaboran ellos mismos. Pero no solo eso, sino que los excedentes que no venden a Weleda los venden a otras empresas bajo la marca Herbandina.

Las plantas recién cortadas son llevadas a una destiladora en el pueblo. El barril destilador se llena con 200 kilos de menta y en él se lleva a cabo la destilación tradicional por vapor de agua. Los 200 kilos de menta se convierten en medio litro de aceite. En la época de recolección, la destiladora funciona hasta doce horas diarias, ya que según se cortan las plantas, deben llevarse inmediatamente a ser procesadas.

Weleda fue fundada en 1921 por el científico naturalista y filósofo austríaco, Rudolf Steiner, la doctora holandesa Ita Wegman y Oskar Schmiedel, químico y farmacéutico de Múnich, Alemania. En la actualidad, la compañía y sus actividades siguen basándose en la ideología filosófica y los grandes valores de su disciplina, la antroposofía, un método de investigación que explora la espiritualidad unida a la ciencia.

 

Post relacionados

Sin comentarios

Comments are closed.

Apúntate a nuestra newsletter

Suscripción

Próximos Eventos

  1. POP UP STORE DE MODA ÉTICA

    diciembre 13 @ 10:00 am - diciembre 17 @ 7:00 pm

¡Recomiéndanos!

Instagram